domingo, 28 de agosto de 2016

JORNADA Nº2 (LUGO - REAL ZARAGOZA)

LaLiga 1|2|3             2016/2017

2ª jornada (27/8/16)


CD Lugo        3   -   3        Real Zaragoza



DOS PUNTOS MENOS



Empezar la semana como líderes, aunque sólo llevemos una jornada y estemos en segunda división, dibujaba una sonrisa en la cara de los aficionados zaragocistas (sí, sí, a eso hemos llegado). La sólida victoria cosechada disparaba los ánimos en algunos sectores de la desesperada y deseosa de éxitos afición maña. Tocaba refrendar lo visto sobre el césped en la jornada inaugural en el primer partido como visitantes de la campaña. Y para volver con los tres puntos habría que viajar hasta Lugo. El conjunto lucense, antiguo banquillo del turolense Luis Milla, es un conjunto difícil de batir en su feudo. Y con esa idea viajaba el Real Zaragoza hasta tierras gallegas. Sabiendo que de nada sirve lo ocurrido en la jornada anterior. El coach blanquillo decidió repetir el mismo once inicial que venció en la primera jornada y recalcó que de nada sirve la tabla clasificatoria en estos momentos ante la corriente de excesiva confianza impulsada por algunos medios de comunicación y que aterrizó en aficionados.
Comenzó a rodar el balón y, pese a que la idea inicial del conjunto zaragocista, hoy vestidos con la zamarra avispa, es la de manejar el esférico, eran los lucenses quienes dominaban la pelota. Milla vio la solución a la ausencia de posesión: realizar una fuerte presión sobre el campo del Lugo para que, en caso de recuperar el balón, encontrarse cerca del área gallega. Y así llegó el primer gol. Una gran presión de los jugadores avispa sobre la zaga rival, obligó a los locales a ceder el esférico a su guardameta, quién no parecía estar muy metido en el partido y permitió a Lanzarote empujar el balón casi en la línea de gol (0-1).
Muy hábiles los jugadores zaragocistas, quien pese a no tener demasiada posesión de la pelota, provocaron ,a base de presión, que los locales se colapsaran a la hora de despejar la pelota. Y muy pillo Lanzarote. Se le ponía de cara el encuentro a los zaragocistas. Pero pronto empezaría a verse cierta fragilidad defensiva (propia de la falta de partidos, aunque no sirva de excusa). La zaga visitante comenzaba a cargarse de amarillas y el Lugo parecía llegar con más peligro al área defendida por Irureta. Los nervios parecían adueñarse de la retaguardia maña y esto fue aprovechado por el conjunto local. Un despeje, propio de patio de colegio,  de la defensa zaragocista permitió al extremo local Pedraza fusilar a Irureta y devolver las tablas al luminoso (1-1).
Un regalo de la defensa zaragocista permitía al Lugo meterse en el partido. Además, la vanguardia del conjunto de Luis Milla, no sabía aprovechar las oportunidades que le brindaba la retaguardia local (falló en muchas ocasiones). Cani se topó con el cancerbero rival y Lanzarote la mandó al lateral de la red en la ocasión más clara antes del descanso.
Paso por las casetas para refrendar que, cuando no se puede tener la posesión, el equipo puede optar por realizar una gran presión arriba.
Comenzó el segundo periodo y los locales seguían cometiendo los mismos errores: numerosos saques de su guardameta que acababan, directamente, en posesión de los zaragocistas. En una de estas llegó el segundo gol de los zaragocistas. Un pase del portero al borde del área a un defensa fue perfectamente anticipado por Zapater, quien corrió desde atrás para habilitar el balón a Angel. El ariete no perdonó y puso, de nuevo, por delante al Real Zaragoza en el marcador (1-2).
No habían pasado ni cinco minutos desde la reanudación, y los avispas ya habían logrado adelantarse en el marcador. Y más de cara que se les ponía a los aragoneses cuando Angel envió la pelota al fondo de las mallas tras aprovecharse de  un despeje de cabeza de Cabrera en la zona medular y de un fallo de la defensa rival. El ariete no perdonó y puso el 1-3 en el marcador.
Pintaba muy de cara el partido para los intereses zaragocistas. A punto estuvo Angel de anotar un hat-trick, pero su disparo se fue alto. El Real Zaragoza simplemente tenía que saber jugar con el marcador y con el cronómetro.  Además, contaba con la ventaja de que salía del campo Erik Morán (jugador que, actualmente, no está aportando nada bueno al equipo) y su lugar lo pasaba a ocupar Javi Ros. Pero en apenas tres minutos, todo el trabajo realizado hasta el momento por los zaragocistas ase fue al traste. Un error de comunicación entre Cabrera (quién había perdido la espalda facilitando, de este modo, al jugador rival) e Irureta permitió al ariete Joselu anotar a a puerta vacía y recortar distancias en el marcador (2-3).
Pero no quedaba ahí la cosa ya que, escasos minutos después, Campillo empataba para los lucenses tras aprovecharse de la lentitud de la defensa zaragocista y del coladero que era el medio campo aragonés (3-3).
Fran entraba por Lanzarote en un intento de Milla para dar refresco a las bandas. No sirvió de mucho. Además, Wilk relevó a Cani (desaparecido en el partido de hoy debido a la escasa posesión con la que ha contado el equipo maño). En la recta final del encuentro aún pudo el Lugo llevarse el encuentro ante los numerosos fallos de la zaga visitante. Por suerte para los zaragocistas no dio tiempo para mas y el conjunto dirigido por Luis Milla vuelve de tierras gallegas con un punto bajo el brazo, pero con la sensación de haber perdido dos.
Próxima jornada derbi aragonés en La Romareda ante el Huesca. Esperemos que el Huesca se salvé y los turolenses disfruten, pero los tres puntos no deben salir de la vetusta Romareda.



En la pasada jornada elegisteis a Cani (67%) como mejor jugador del partido y a Erik Morán (90%) como peor jugador del encuentro.