sábado, 16 de abril de 2016

JORNADA Nº34 (VALLADOLID - REAL ZARAGOZA)

Liga Adelante 2015/16

34ª jornada (16/4/16)


Valladolid    1   -   2        Real Zaragoza            


EFECTIVIDAD COMO RECURSO



Aguantar los nervios cuando la presión aumenta es una cualidad muy importante para un equipo que tiene como objetivo ascender de categoría. El nivel de calidad mostrado por los pupilos de Lluís Carreras no destaca por su abundancia, precisamente. Ante la falta de fútbol y pese a la promesa del técnico zaragocista a su llegada a la ciudad del Ebro de “no hacer feos” al esférico, el técnico catalán ha tratado de simplificar el juego del equipo a una defensa férrea y segura y tratar de conseguir la mayor efectividad posible en la zona de ataque. Para conseguir otra victoria que permitiera a los fieles zaragocistas seguir creyendo en un hipotético ascenso a Primera División (sea por vía directa o a través de la promoción), Lluís Carreras decidió alinear de inició un once con las siguientes novedades: Vallejo volvió al eje de la zaga para acompañar a Guitián, Pedro sustituyó a Sergio Gil y Dongou fue el recambio de Ángel.
Empezó el encuentro y los visitantes, hoy con la zamarra tomate, presionaban muy arriba para tratar de dificultar la salida de balón vallisoletana. Pero el primer susto fue para los aragoneses, quienes se encontraron con un cabezazo del jugador local Villar que acabó en el travesaño. No se arrugaron los jugadores zaragocistas y, tras la oportunidad errada por parte de los locales, dibujaron una sonrisa en el rostro de los aficionados aragoneses. Hinestroza asistió a Rico, quién tras subir por la banda izquierda envió un centro que fue hábilmente rematado por Lanzarote y que supuso el primer gol del encuentro.
No tardó el equipo dirigido por Carreras en adelantarse en el marcador. Y, tras el tanto, debía de tratar de mantener la renta ante un rival herido. Cerca estuvo el jugador local Villar de devolver las tablas al luminoso, pero su disparo se topó con un seguro Manu Herrera. Los tomates parecían aguantar la ventaja mientras los minutos pasaban, pero cuando la primera mitad entraba en su recta final recibieron un jarro de agua fría. Una falta botada por Mujica fue despejada con apuros por Manu Herrera. El rechace, tras una serie de rebotes, cayó en el segundo palo a Manu del Moral, quién envió el balón al fondo de las mallas e igualó el marcador.
Aún hubo tiempo suficiente antes del descanso para sufrir ya que, tras el empate de los pucelanos, el balón merodeaba la portería defendida por Manu Herrera. Pero el marcador no se movió y el colegiado del encuentro envió a los veintidós protagonistas a la caseta.
El paso por el túnel de vestuarios debía reactivar a los visitantes y hacerles espabilar. El comienzo no mostraba, ni mucho menos, la reactivación de los jugadores zaragocistas, quienes salieron un poco aturdidos. Además, la excesiva dureza de los locales no era castigada por el trencilla, mientras que los aragoneses eran tarjeteados con mayor frecuencia y facilidad. Pero los visitantes decidieron dar una segunda, y a la postre definitiva, estocada a los pucelanos. Una jugada de Hinestroza acabó con un toque de Pedro que desvió el esférico y sorprendió al arquero local Kepa.
De nuevo, los aragoneses tomaban ventaja en el marcador. Pero el camino hacia la victoria no iba a ser un camino de rosas. Tarsi sustituyó a Lanzarote para reforzar la zona del medio campo ocupada por Dorca y Ros. A su vez, Pedro pasó a ocupar el hueco que Lanzarote dejó en la banda. El partido transcurría en el medio campo como consecuencia de la fatiga acumulada por parte de ambos equipos. Y, para colmo, una nueva piedra en el camino hacia la victoria para los zaragocistas. El goleador Pedro realizó una entrada a destiempo en la zona medular que le supuso la expulsión dejando, de esta manera, al equipo aragonés en inferioridad numérica a falta de un cuarto de hora. Ante esta situación, Diamanka sustituyó a Ros para oxigenar la zona medular. Los minutos pasaban y los castellano-leoneses acosaban la portería rival en busca del gol del empate. Los envites locales no eran el único problema de los zaragocistas ya que los calambres comenzaron a adueñarse de los pantalones hoy de color rojo, lo que provocó que el capitán Vallejo tuviese que ser relevado por Abraham. Mientras, Manu Herrera desviaba cualquier balón que superara a la ordenada zaga aragonesa. Tras sufrir durante los últimos tramos del encuentro, el colegiado del encuentro hizo sonar su silbato permitiendo, de esta manera, que los tres puntos viajaran hacia tierras aragonesas.
Importante victoria del equipo que, pese a contar con varias bajas de jugadores importantes, ha sabido jugar su partido y ha conseguido auparse a los puestos de promoción de ascenso. Importante seguir con esta línea de resultados (el juego, ahora mismo, es lo de menos) para poder recortar distancia a los puestos de cabeza y seguir soñando con quimeras como el ascenso directo (al cual recortamos 3 puntos esta jornada).
La próxima jornada toca recibir en el templo zaragocista al Alcorcón


En la pasada jornada elegisteis a Dorca como mejor jugador del partido (63%) y a Isaac como peor jugador del partido (38%).