domingo, 12 de enero de 2014

JORNADA Nº21 (REAL ZARAGOZA 3-1 ALCORCON)

JORNADA Nº 21  (Real Zaragoza 3 – 1 Alcorcón) (12 – 1 – 13)

LA PELOTA NO QUEMA Y EL ESFUERZO TIENE SU RECOMPENSA

Tras la primera victoria del año la pasada jornada en Gijón, los pupilos de Herrera buscaban enlazar la segunda victoria consecutiva y primera del año 2014 en casa ante el Alcorcón. El técnico no pudo contar para el encuentro con el delantero chileno Henríquez, recuperándose de un proceso gripal. Por parte de los visitantes, destacar la presencia de Javito, jugador que, jugando en el Aris de Salónica, nos apeó de la copa de la Uefa.
El partido comenzó y se vio que el Real Zaragoza no tenía miedo a la pelota e intentaba tratarla con más cariño que en anteriores partidos, ante un rival que decidió entregarle el control del esférico. Pronto se adelantarían los locales por medio de Barkero, que empujó la pelota al fondo de la red tras rechace del meta visitante a tiro de un hoy luchador Roger (min. 13).
Tras el gol, los madrileños empezaron a crear más oportunidades de peligro. Estas ocurrieron sobretodo por la banda de Rico, quien la convirtió en autovía para sus rivales. El Real Zaragoza había perdido el empuje y trato del balón inicial y parecía que estaba más cerca el gol del empate que el segundo tanto del equipo aragonés. Pero el ariete Roger no iba a desaprovechar la ausencia de Henríquez en la convocatoria para hacer un gran partido y, tras una mala cesión al portero alfarero por parte de su defensa, cogió el balón y fusiló a la red tras driblar al meta (min. 26).
El Real Zaragoza se encontraba en una situación idílica e inusual en los últimos partidos, ya que el marcador era el reflejo de lo que estaba aconteciendo en el campo. El Alcorcón apenas creaba peligro con algún tiro del delantero Javito, pero los jugadores locales eran quienes, con más o menos calidad, pasaban la pelota ante un rival que no conseguía arrebatarle la posesión del esférico. No se movió el marcador y se llegó a la conclusión de los primeros 45 minutos con un equipo local que, por fin, tenía claro a lo que jugaba.
La segunda parte comenzó y el Real Zaragoza creaba peligro gracias a la velocidad y atrevimiento de Montañés. Además, poco después del inicio de la segunda mitad, el central visitante Babin se fue directo al túnel de vestuarios tras derribar dentro del área a Roger y ser expulsado. El encargado de materializar el penalti fue el veterano Luis García, a quien no le tembló la pierna al lanzar desde el punto fatídico y anotó el tercer tanto de la tarde (min. 55).
Tras este gol, los madrileños se lanzaron a la desesperada a intentar recortar distancias en el marcador. El central local Laguardia se vio forzado a entrar al campo para sustituir a un lesionado Cortés, quien se retiró cojeando tras un mal partido. El jugador visitante Prendes estuvo cerca de recortar distancias, pero el meta argentino Leo Franco sacó la mano para evitar el gol rival. El veterano jugador local Barkero fue sustituido por el veloz Víctor Rodríguez, quien se ha visto relegado al banquillo y salió como jugador para el contraataque. Herrera tendrá que plantearse si un jugador como Víctor solo vale para los minutos finales o para ser titular, ya que el joven extremo tiene un guante en la bota para sacar las jugadas a balón parado. Cuando parecía que el Real Zaragoza iba a tener una buena ocasión de ampliar la ventaja, Montañés intentó sacar la pelota rápida yéndose a trompicones de los jugadores rivales, hecho que no ocurrió y el corte de la contra fue aprovechado por el exjugador del Liverpool y S.D. Huesca, Pacheco, quien batió por la escuadra a Leo Franco tras asistencia de Rubén Sanz (min. 77).
A partir del gol visitante no ocurrió mucho más sobre el césped, ya que pese a la entrada en el campo de Álamo en lugar del tocado Montañés (min. 80) y algún disparo lejano, no aconteció nada de vital importancia. El colegiado del encuentro, Pérez Pallas, del comité gallego  dio por finalizado el encuentro y, el escaso público que acude partido tras partido al municipal aplaudió el esfuerzo de los jugadores. Realmente es lo que pide, se podrá ganar o perder, pero darlo todo en el campo debe ser lo que hagan cada vez que porten la zamarra zaragocista. Importante victoria que permite engancharse al furgón de arriba en el ecuador de la temporada y que ojala sirva para que el equipo consiga el cambio de mentalidad necesario para ascender a primera. Pese a la victoria no hay que olvidar quien es el gran culpable de esta crítica situación que vive el Real Zaragoza y esperemos que, con el paso de las jornadas, La Romareda sea un hervidero contra el máximo accionista y contra todos los que están “chupando del bote” y destruyendo al Real Zaragoza. Próxima jornada, de nuevo en La Romareda, ante el Hércules en el primer partido de la segunda vuelta.


En la jornada anterior elegisteis como mejor jugador del partido a Montañés (43% de votos) y como peor jugador del partido a Paglialunga (30% de votos).