lunes, 3 de abril de 2017

JORNADA Nº32 (REAL ZARAGOZA - VALLADOLID)

REAL ZARAGOZA – VALLADOLID               (JORNADA 32, 2-IV-2017)


UN PUNTO QUE NO NOS SACA DE POBRES

Fruto de la mano del nuevo técnico, Cesar Láinez, fruto del compromiso de los jugadores, el Real Zaragoza logró una importante victoria la pasada jornada en Elche que le alejaba de la zona de descenso. Pero los resultados esta jornada de los rivales de abajo dejaban al conjunto aragonés a 2 puntos de los puestos de color rojo. Para alejar fantasmas, el equipo blanquillo debía reafirmar su mejoría mostrada en tierras ilicitanas venciendo en La Romareda a un duro rival como el Valladolid. El conjunto pucelano rondaba la media tabla antes del encuentro y buscaban lograr los tres puntos para acercarse a los puestos de promoción de ascenso. En su debut en su casa, Láinez decidió no mover muchas fichas del once inicial de la pasada jornada e introdujo la única y obligada novedad (por sanción de Ángel), de Dongou. El delantero camerunés tenía ante sí una nueva oportunidad para hacer olvidar la ausencia del máximo artillero.
Echó a correr el cronometro y, a diferencia de otros encuentros, el conjunto aragonés se hizo con el control del esférico y no salió a expensas del rival. La apuesta personal del técnico, Pombo, no se arrugaba y cerca estuvo de batir al meta rival a los pocos minutos de partido con un disparo potente que hizo lucirse al arquero. En la mayoría de partidos, el guion del Real Zaragoza pasa por lanzar balones arriba para que Ángel los luche hasta la extenuación y rasque algo. Sin él sobre el césped, esta estrategia no daba sus frutos ya que Dongou no lograba conectar con sus compañeros. En sus botas y en las de Lanzarote estuvieron las primeras ocasiones claras del partido, pero quedaron en agua de borrajas. Algunas malas decisiones en el centro del campo zaragocista permitían al conjunto pucelano crear peligro ante la meta zaragocista, pero los visitantes erraban a la hora de definir. El Valladolid tardó, pero, finalmente, lograron entrar en el partido. Pese a esto, los locales seguían llevando por su camino el encuentro. Pero un contragolpe perfectamente ejecutado por los pupilos de Paco Herrera adelantó a los visitantes en el marcador. Juan Villar recogió un rechace de Ratón tras un disparo de Mata para aprovechar la primera llegada nítida del conjunto pucelano e inaugurar el luminoso.
Duro golpe para los aragoneses tras manejar el encuentro. Pero la energía insuflada a la plantilla tras la llegada de Láinez debía empujar al equipo hacia la remontada. Siguió el mismo esquema el conjunto blanquillo. Y obtuvo su recompensa. Un pase en largo del omnipresente Zapater hacia Lanzarote creó serias dudas al arquero y a la zaga rival. Esta indecisión fue aprovechada por Lanzarote, quien batió por alto al guardameta y culminó el pase a medida del capitán. El gol del empate permitía a los locales irse al descanso con un partido nuevo por delante y hacia justicia a lo visto sobre el césped.
El paso por las duchas no cambió la dinámica del encuentro, si bien los locales no arriesgaban para anotar otro gol. Con medio hora de fútbol por delante, un fatigado Lanzarote pidió el relevo por agotamiento. Antes, decidió borrarse para el próximo partido y “limpiarse” de tarjetas. Su relevo fue Cani, quien debía servir de revulsivo para tratar de ganar el encuentro. Pero el paso de los minutos hacía mella en los zaragocistas y los errores no forzados comenzaban a ser frecuentes. Fruto de esta situación, y visto el peligro que podían crear los rivales, los locales decidieron pasar a jugar de forma más horizontal tratando de minimizar lo máximo posible los errores. Dongou, tras una discreta actuación, fue relevado por Edu García. El extremo aragonés pasó, de esta manera, a ser el punta de referencia del equipo. Por suerte para los pulmones de los jugadores blanquillos, los vallisoletanos parecían dar por bueno el empate. Probablemente fruto de su compromiso o fruto del carácter charrúa, Cabrera vio la amarilla de una manera bastante “tonta” y se sumó a la lista de bajas por acumulación de tarjetas para la próxima jornada. Sin delantero de referencia y con la botella de oxígeno a pleno rendimiento, Láinez decidió gastar sus balas sustituyendo a Bedia (más atinado en el partido de hoy que en pasadas jornadas) por Samaras. El delantero griego se paseó. Su aportación al encuentro fue prácticamente nula y dejó en evidencia, todavía más si es posible, su pésimo estado de forma. Antes del final de la contienda, todavía tuvo tiempo Edu García de dejar los tres puntos en casa tras un buen pase de Cani, pero su disparó se fue por encima del travesaño. Finalmente, y tras una buena primera parte, el Real Zaragoza no pudo sacar los tres puntos pero, al menos, no perdió. Si no se puede ganar, por lo menos no pierdas. Destacar el trabajo y sacrificio de un imperial Zapater. Estuvo en todas el ejeano.
Las próximas tres jornadas se presentan cruciales para el devenir del Real Zaragoza ya que se enfrenta a los tres últimos clasificados. 3 finales para conseguir media permanencia. La primera de ellas ante el Almería en tierras andaluzas y sin dos piezas titulares como Cabrera y Lanzarote. Las sensaciones tras la llegada de Láinez no son del todo malas, falta lograr la permanencia para evitar problemas y poder centrarse en la planificación de la siguiente campaña.

En la pasada jornada elegisteis a Ángel (90%) como mejor jugador del encuentro y a Bedia (67%) como peor jugador del partido.



Ficha técnica

R. Zaragoza: Ratón; Isaac, Marcelo Silva, José Enrique, Cabrera; Zapater; Lanzarote (Cani, min. 58), Javi Ros, Edu Bedia (Samaras, min. 86), Pombo; y Dongou (Edu García, min. 68).

Real Valladolid: Becerra; Moyano, Guitián, Rafa, Balbi; Alex López, André Leao (Alex Pérez, min. 52); Villar (Ángel, min. 65), Jordán, Míchel (Drazic, min. 71); y Mata.

Goles: 0-1, Villar (min. 31); 1-1, Lanzarote (min. 41).

Árbitro: Juan Manuel López Amaya, del comité territorial de Andalucía. Por parte del Real Zaragoza amonestó a Lanzarote (min. 56) y a Cabrera (min. 81). Por parte de los visitantes amonestó a André Leão (min. 32) y a Luciano Balbi (min. 85).

Incidencias: partido correspondiente a la 32ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el estadio municipal de La Romareda con alrededor de 15.000 espectadores en las gradas