lunes, 6 de marzo de 2017

JORNADA Nº28 (REAL ZARAGOZA - NUMANCIA)

REAL ZARAGOZA – NUMANCIA (JORNADA 28, 6-III-2017)

EFECTIVIDAD COMO RECURSO

La derrota la pasada jornada ante el colista encendió las alarmas (más todavía). Con un entrenador que no cuenta con apenas confianza dentro del cuerpo técnico del club, sólo los jugadores podían evitar que siguiera, por lo menos, una semana más a bordo de la nave zaragocista. Para esto, la plantilla zaragocista debía conseguir, sea como fuere, la victoria en La Romareda ante el Numancia. El conjunto soriano llegaba a la capital maña con cuatro puntos más y con la intención de rescatar un resultado positivo que le permitiera merodear la zona de promoción de ascenso. El once inicial que presentó el conjunto blanquillo presentaba una única novedad: José Enrique volvió al carril izquierdo tras recuperarse de su lesión en detrimento de Feltscher.
Echó a rodar el esférico y pronto llegó la primera ocasión de peligro para los zaragocistas. Xumetra cogió el balón en banda izquierda y comenzó a regatear rivales con bicicletas acercándose al área visitante. Pero, fruto del egoísmo del extremo (pecó de chupón), la bicicleta pinchó rueda al llegar a la zona de peligro y la ocasión fue abortada. El conjunto local parecía querer dar un paso al frente, pero sus errores le condenaban a tener que mirar por el retrovisor ante un Numancia sin responsabilidad ni presión. Pero sólo creaba peligro el conjunto blanquillo mediante saques de esquina y mediante jugadas aisladas de un peleón Ángel, que se bregaba con la zaga rival pero al que le faltaba puntería a la hora de definir ante la meta visitante. Por su parte, el conjunto numantino tuvo en la cabeza de Manu del Moral la ocasión más clara para adelantarse en el marcador, pero un ágil Saja despejó como pudo el cabezazo del ariete. No transmitía mucha seguridad el conjunto dirigido por Agné, pero en menos de diez minutos la balanza se acabó por decantar hacia el lado zaragocista. Un balón luchado por Ángel acabó en los pies de Lanzarote, quien combinó de tacón con su compañero Ros. El mediocentro aprovechó la asistencia del extremo para batir al meta rival y adelantar a su equipo en el luminoso. No se encontraba cómodo Lanzarote en el encuentro, pero siempre deja detalles técnicos. Esta vez fue Ros quien aprovechó la calidad de su compañero para abrir la lata.
Los locales ya habían logrado lo más importante: adelantarse en el marcador. Ahora tocaba saber administrar la renta. Y, fruto del azar o de órdenes dadas desde el banquillo ejecutadas a la perfección por los jugadores, los blanquillos la administraron de la mejor manera posible: ampliándola. Para ello contó con la ayuda del colegiado, quien se inventó un penalti de Marc Mateu sobre Xumetra. Ángel cogió el esférico y anotó desde los once metros el segundo gol del encuentro y el decimotercero en su cuenta particular.
Tras comenzar el encuentro fallón y algo timorato, el Real Zaragoza había logrado sacar petróleo de un gran detalle técnico de Lanzarote y de un penalti inexistente materializado por Ángel. Pero antes del intermedio, los visitantes pudieron recortar distancias por medio de Manu del Moral, quién se coló hasta la cocina pero no halló ayuda alguna de sus compañeros. El paso por vestuarios debía servir para afianzar los últimos minutos del primer acto y para asegurar una victoria que no se podía escapar.
Los mismos veintidós protagonistas saltaron sobre el césped. Pese a que el Numancia, obligado por el resultado, salió a dominar, los locales apenas se veían exigidos en defensa. Esto daba seguridad y tranquilidad a los jugadores. La afición, viendo algunos antecedentes, sabía que cualquier mínimo error de sus jugadores podía volver a meter al conjunto soriano en el encuentro. Pero las dudas surgidas se disiparon cuando Marcelo Silva cabeceó la pelota al fondo de la red, tras un saque de esquina botado por Lanzarote. Segunda asistencia del partido para Lanzarote que, además de sentenciar el encuentro, servía para que el central uruguayo pusiera la guinda a su gran actuación individual.
El tercer y, a la postre, último gol del encuentro noqueó por completo al conjunto dirigido por Arrasate. Sólo una debacle podía evitar el triunfo del conjunto aragonés. Saja, con varias intervenciones decisivas, se encargó de evitar que los visitantes volvieran a tener opciones de sacar algo positivo del partido y aportó seguridad a sus compañeros. Llegaba el carrusel de cambios. Los locales buscaban mantener la ventaja mientras que los visitantes trataban de buscar algún motivo para la esperanza. Edu García sustituyó a un irregular y fallón Xumetra y, más adelante, Lanzarote dejó el campo (y dos asistencias) siendo sustituido por Dongou. Ya en la recta final del tiempo reglamentario, Agné fue pitado injustamente tras relevar a Javi Ros (buen partido del tudelano) por Jesús Valentín. Injustamente ya que la afición le chifló porque querían ver en acción a Samaras, y creían que era la situación idónea. Más adelante se supo que el cambio de Ros fue por molestias físicas, lo que daba la razón al técnico de Mequinenza. Probablemente Agné será el primero que quiere que el delantero griego coja forma para poder contar con él. No dio tiempo para más y el Real Zaragoza pudo lograr, al fin, una nueva victoria que le permite ampliar su ventaja con los puestos de descenso.

Próxima jornada ante el Córdoba en territorio andaluz.

Ficha técnica

R. Zaragoza: Saja; Fran, Marcelo Silva, Cabrera, José Enrique; Zapater, Javi Ros (Jesús Valentín, min.82); Lanzarote (Dongou, min.74), Cani, Xumetra (Edu García, min.68); y Ángel.

C. D. Numancia: Aitor Fernández; Medina, Dani Calvo, Carlos Gutiérrez, Orfila; Ruiz de Galarreta, Pedraza (Nieto, min.63); Pablo Valcarce (Capilla, min.63), Julio Álvarez, Marc Mateu; y Manu del Moral (Kike Sola, min.75).

Goles: 1-0, Javi Ros (min.30); 2-0, Ángel, de penalti (min.37; 3-0, Marcelo Silva (min.64).

Árbitro: Pizarro Gómez, del Comité Madrileño. Por parte de los locales, amonestó al local Marcelo Silva. También vio la tarjeta amarilla el visitante Carlos Gutiérrez.


Incidencias: partido correspondiente a la 28ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el estadio municipal de La Romareda con alrededor de 13.000 espectadores en las gradas.