sábado, 4 de junio de 2016

MÁS QUE RIDICULO DEL REAL ZARAGOZA EN PALAMÓS

NI UN SEGUNDO MÁS



1 hora y media. Tras una temporada muy irregular, el Real Zaragoza aspiraba en noventa minutos a poder optar al ascenso de categoría (objetivo del club marcado a inicio de temporada). 90 minutos dan para mucho. Y esos 5400 segundos, eternos para los fieles zaragocistas, han sido empleados por los jugadores zaragocistas para arrastrar, una vez más, la zamarra zaragocista. Pero ya no es la derrota o la continuación un año mas en la categoría de plata, que también. Es INDIGNANTE que, jugándose lo que se juega el club, hoy den semejante espectáculo sobre el césped.
Para los jugadores es muy fácil olvidar esta decepción, si es que han sufrido algo. La temporada que viene se irán a otro club y de lo único para lo que recordarán al Real Zaragoza es para fardar de haber pertenecido a un club de semejante solera.
No merecen estos jugadores, mediocres y de segunda categoría, que se escriban más líneas sobre ellos. Lo último y para tratar de animar a la dolorida y jodida afición blanquilla, sólo nos queda confiar en un zaragocista como Juliá para que el año que viene logremos el retorno a la máxima categoría. Por lo civil o por lo criminal, porque sino el club correrá el riesgo de desaparición o de convertirse en un equipo habitual y mediocre de la categoría de plata.

Y, pese a todo por lo que nos hacen pasar los jugadores, recordad: ANTE TODO ZARAGOZA, ANTE TODOS ZARAGOZA