domingo, 20 de marzo de 2016

JORNADA Nº30 (TENERIFE - REAL ZARAGOZA)

Liga Adelante 2015/16

30ª jornada (20/3/16)

Tenerife        0   -   0        Real Zaragoza

PUNTO MÁS, PARTIDO MENOS



Los rivales del Real Zaragoza dejaban a los maños una magnífica oportunidad para asomar por la  parte alta de la tabla y recortar distancias con los puestos de ascenso directo. Dar un golpe encima de la mesa y presentar seriamente la candidatura a aspirante al ascenso era el objetivo que se marcaban los pupilos de Lluís Carreras en su visita a Tenerife. Para enfrentarse a un conjunto que venía en línea ascendente tras una serie de buenos resultados, el técnico zaragocista alineó un once inicial con las siguientes novedades: Rico acompañó a Guitián en el eje de la zaga, Abraham ocupó el lateral izquierdo y el medio campo volvió a estar poblado por Morán (discutido tras una larga serie de partidos rindiendo a un nivel muy bajo), Ros y Culio. Arriba volvió Pedro en compañía de Hinestroza y Ángel.
Se inició el partido y ambos equipos parecían ir de cara al encuentro, sin que les quemara el esférico. Pero solo fue un oasis en medio del desierto futbolístico que es la categoría, ya que pronto ambos equipos comenzaron a precipitarse. Los canarios se hicieron con el dominio del esférico ante un rival que jugaba a base de impulsos. Ante este panorama y sabiendo la calidad, escasa en este caso, que hay en sus botas, los visitantes (hoy vestidos con la zamarra “tomate”) decidieron jugar al contragolpe. Por su parte, los tinerfeños trataban de crear peligro, sobretodo, por el costado mal defendido por Abraham, quien tenía que ser ayudado por sus compañeros en numerosas ocasiones. Manu Herrera tuvo que salvar los muebles a sus compañeros tras un error de Culio y Moran que terminó con disparo de Lara a las manos del guardameta visitante. La primera parte moría con un Real Zaragoza que parecía haberse presentado en Tenerife sin mediocampo y con las únicas armas, pero solo de fogueo, de Pedro e Hinestroza. Concluyó la primera mitad con la sensación de que Carreras debería hacer cambios en el equipo (con los mismos jugadores o con otros) para poder cambiar el rumbo del encuentro y sacar algo positivo de él.
El paso por la caseta debía provocar un cambio en el equipo, pero tras saltar de nuevo al césped, parecía no haber surgido efecto alguno la charla del entrenador. Sin un mediocampo que sirviera de brújula, o que por lo menos se hiciera presente sobre el terreno de juego, los aragoneses tenían muy difícil el crear ocasiones de peligro. Mientras, los tinerfeños creaban apeligro mediante Javi Lara, quien se encargaba de poner en vilo los corazones zaragocistas. Pedro tuvo en sus botas la oportunidad más clara para adelantarse los visitantes, pero su disparo topó con un zaguero y se fue a saque de esquina. Esta fue la ocasión más clara que tendrían los aragoneses, quienes se mantenían con vida en el partido gracias a las intervenciones de sus centrales Guitián y Rico. Carlos Ruiz tuvo en su cabeza una clarísima oportunidad de adelantar a los locales, pero el esférico salió lamiendo el palo de la portería defendida por Manu Herrera. Para dar frescura al ataque, Carreras dio entrada a Dongou por Ángel. No dispuso de muchas oportunidades el delantero camerunés, quien tampoco podía contar con la colaboración de los imprecisos extremos Pedro e Hinestroza. Un desafortunado Ros dejó el campo para dar entrada a Sergio Gil. No fue el único cambio de Carreras en la medular, ya que Erik Morán se marchó dolido del césped y fue sustituido por Dorca. Morán se marchó dolido, y dolidos estamos los zaragocistas por ver como el centrocampista vasco realiza partidos mediocres  y no para de jugar como titular. Cuando el partido entraba en su recta final, los tinerfeños se quedaron con la miel en los labios. Un córner botado por Javi Lara fue despejado sobre la línea por Abraham, cuando los aficionados locales ya cantaban el gol. Los visitantes daban por valido el punto y comenzaron a resistir ante un rival al que se le iba acabando el oxígeno pese a dominar el esférico. No ocurrió ningún imprevisto y el colegiado dio por finalizado el encuentro.
Empate cosechado como visitante tras una jornada en la que los resultados del sábado daban la oportunidad al Real Zaragoza de meterse en el meollo por completo. Pese a todo, y visto la mala imagen mostrada en el partido de hoy por el conjunto zaragocista, este punto hay que hacerlo bueno. Para ello, habrá que conseguir la victoria la próxima jornada ante el Girona en el feudo zaragocista, el cual debe convertirse en inexpugnable de aquí al resto de la temporada. Los jugadores deben corregir los errores durante la semana, sobretodo la alarmante falta de gol. Atrás se ha mejorado con la llegada de Guitián y el excelso nivel de Rico. El mediocampo desaparecido e inexistente



En la pasada jornada elegisteis a Rico como mejor jugador del partido (30%) y a Diamanka como peor jugador del partido (56%).