domingo, 6 de marzo de 2016

JORNADA Nº28 (ALAVES - REAL ZARAGOZA)

Liga Adelante 2015/16

28ª jornada (6/3/16)


Alavés           0   -   0        Real Zaragoza            



EL ARBITRO NOS TIÑE DE AMARILLO



Nadie esperaba que, tras el gol del Lugo la pasada jornada, el equipo pudiera acechar los puestos de promoción y acercarse a los de ascenso directo. Pero el fútbol, escaso y de baja calidad en esta categoría, daba la oportunidad al Real Zaragoza de volver a engancharse a la parte alta de la tabla. El técnico Lluis Carreras decidió no tocar demasiado el once e incorporó la única novedad de Hinestroza por Lanzarote en la banda izquierda. Enfrente se encontraba el Alavés de Vitoria, equipo que copó durante varias jornadas lo más alto de la clasificación, pero una mala racha de resultados les hizo frenar su progresión.
Comenzó el encuentro, y ya desde el principio se vio el tipo de rival al que se iba a enfrentar el conjunto aragonés. Un rival marrullero y excesivamente pegón en algunas ocasiones. Los visitantes, hoy con la indumentaria “tomate”, no debían entrar en ese juego y debían evitar las provocaciones y rifirrafes de los vascos. El Alavés se encontraba mejor sobre el césped mandando sobre él, ante un rival que carecía de timonel debido a la escasa aportación de sus mediocampistas Erik Morán (lleva tiempo pidiendo a gritos una ración de banquillo), Javi Ros y Culio. Juli tuvo en sus botas la oportunidad de batir a Manu Herrera, pero un veloz y preciso Cabrera evitó que la cosa pasara a mayores. Respondían los zaragozanos con un disparo violento de Pedro que fue atajado por el meta local Pacheco. Cuando los pupilos de Lluis Carreras apenas parecían tener ideas de juego y solo se pasaban el balón entre los centrales sin crear peligro ni tener idea de cómo hacerlo, llegó la ocasión más clara del encuentro para los aragoneses. Un balón al hueco hacia delante de Erik Morán (tal vez el único pase en esa dirección del mediocentro vasco, algo preocupante cuando hablamos del que, se supone, a de ser la brújula del equipo) permitió a Ángel quedarse solo ante el portero rival, pero el ariete canario no supo definir y estrelló el balón contra el muñeco desperdiciando, así, la ocasión más clara del encuentro para los aragoneses. El partido seguía siendo un ir y venir de errores por parte de ambos equipos. Pero, exceptuando las jugadas a balón parado, la retaguardia maña no pasaba demasiados apuros gracias, en gran medida, al nivel de Guitián, jugador que vino de relleno en el mercado de invierno pero que se ha ganado con creces el ser un habitual en el eje de la zaga. Cuando la primera parte moría, sucedió algo que marcaría el devenir zaragocista del encuentro. El mediocentro argentino Culio vio la segunda cartulina amarilla por una falta tonta en el centro del campo y dejó a sus compañeros en inferioridad numérica para el resto del encuentro. Cartulina dudosa (el colegiado ha mostrado un criterio dispar para tarjetear a los locales o a los visitantes) pero que no quita el error de Culio, jugador veterano y con experiencia que debería saber que con tarjeta (desde muy temprano, además) tiene que ahorrarse algunas entradas innecesarias. Si bien hay que decir que la presencia de Culio, y el mediocampo en general, había brillado en la primera mitad por su ausencia, esta expulsión obligaba al conjunto visitante a cambiar su guion del encuentro.
Tras el paso por los adentros de Mendizorroza y la arenga de Lluis Carreras a sus pupilos, el técnico catalán dispuso sobre el césped un dibujo táctico de 4-4-1 con un doble pivote (Javi Ros- Erik Morán) para protegerse y arriba Ángel. En esta segunda mitad, los aragoneses debían resistir las acometidas de los locales y tratar de aprovechar algún error rival para crear peligro. Los vitorianos decidieron atacar con balones en largo, por lo que los visitantes se encontraban cómodos en posiciones rezagadas. El encuentro se jugaba en terreno visitante, pero la ansiedad de los locales les impedía poder perforar el arco defendido por un seguro y veterano Manu Herrera. Solo las subidas por banda de los laterales Campins y Rico (destacar la mejoría de este último, quién ha aumentado sus prestaciones y comete menos errores de bulto que antes) permitían a los visitantes alejar el esférico de su campo. Para dar frescura al equipo y para evitar correr riesgos de quedarse con nueve jugadores sobre el césped, Lluis Carreras dio entrada a Lanzarote en lugar del recién tarjeteado Hinestroza. Los vascos, pese a merodear el área rival con asiduidad cuando estaban en posesión del esférico, sólo creaban algo de peligro en saques de esquina que eran abortados por un eficaz Manu Herrera. Además, la zaga tomate mostraba una gran seguridad en sus acciones. Cuando el partido entraba en la recta final, Dorca sustituyó a Javi Ros para dar oxígeno al mediocampo. La presencia durante el partido de Javi Ros, como ya he comentado ante de su compañero Culio, brilló por su ausencia. El Real Zaragoza resistía los ataques rivales igual que lo hicieron los zaragozanos con la invasión de las tropas napoleónicas, juntos y a la expectativa de lo que pudiera hacer el enemigo. Para blindar al equipo durante los últimos minutos, Lluis Carreras dio entrada al veterano central Rubén por el ariete Ángel. Gracias al apoyo de la admirable afición zaragocista desplazada a Vitoria y al desatino local de cara a portería, el Real Zaragoza consiguió cosechar un punto en Vitoria que le permiten seguir al acecho de los puestos de promoción de ascenso y, además, ganar el golaveraje a un equipo candidato al ascenso que ahora acumula una mala racha de resultados.
Partido serio y solvente del Real Zaragoza en un campo difícil como Mendizorroza. Pese al bajo nivel de algunos jugadores como Erik Morán (su pésima forma ya viene de largo), Javi Ros, Culio, Pedro (lo mismo que el centrocampista vasco, está considerado uno de los mejores jugadores de la categoría, pero no da el nivel suficiente sobre el césped) o Hinestroza, el equipo ha logrado rascar un punto. Además, la serie de partidos con rivales de la zona alta de la tabla ha llegado a su fin y el calendario, en un principio y sobre el papel, se suaviza. Toca seguir la racha de cinco partidos seguidos sin conocer la derrota el próximo sábado ante el Albacete en La Romareda. Y si es con tres puntos para hacer bueno el punto de hoy y seguir luchando por estar arriba en la tabla, mucho mejor.



En la pasada jornada elegisteis a Lanzarote como mejor jugador del partido (34%) y a Erik Morán como peor jugador del partido (53%).


Ficha técnica:

-Alavés: F. Pacheco, Raúl García, Estrada, Laguardia, Juli A. J., Pacheco (Guichón, min. 84), Borda, Toquero, Manu, Kiko (Manu Barreiro, min. 67) y Beobide (S. Llamas, min. 67).



-Real Zaragoza: Manu Herrera; Campins, Guitián, Cabrera, Rico; Erik Morán, Ros (Dorca, min.81), Culio; Pedro, Hinestroza (Lanzarote, min. 70) y Ángel (Rubén, min. 88).

Goles:

Árbitro: David Pérez Pallas, comité territorial gallego. Por parte del Alavés amonestó a Toquero (min. 25), a Estrada (min. 29), a Raúl García (min. 65), a Borda (min. 69), a Manu (min. 77). Por parte de los aragoneses amonestó a Hinestroza (min. 47), a Cabrera (min. 63) a Manu Lanzarote (min. 72), a Javi Ros (min. 73), a Ángel (min. 83), a Erik Morán (min. 90) y expulsó a Culio por doble amarilla (min. 9 y 44).