domingo, 14 de septiembre de 2014

JORNADA Nº4 (REAL ZARAGOZA 1-1 SABADELL)

JORNADA Nº 4 (Real Zaragoza – Sabadell) (14 – 9 – 14)

                                      EMPATE DE UN REAL ZARAGOZA EN PAÑALES


El Real Zaragoza recibía en La Romareda al Sabadell con la intención de conseguir, al fin, la ansiada victoria que tan cerca estuvo en el encuentro ante Osasuna y despejar así el mal sabor de boca que dejó el último encuentro ante el filial azulgrana. El once inicial que propuso Víctor Muñoz fue el siguiente: Whalley; Fernández-Mario-Vallejo-Rico; La pareja Dorca-Ruiz de Galarreta como doble pivote, Nieto por delante de Rico en banda izquierda, y Álamo en banda derecha; Eldin como segundo punta y arriba Borja.
Comenzó el partido, y el Sabadell tomó el mando del esférico ante la inoperancia en el partido de hoy, de los mediocentros locales. Cerca estuvieron los visitantes de inaugurar el marcador por medio de su ariete Juanto, pero Vallejo llegó a tiempo para arreglar el despiste defensivo y llevarse los aplausos del público. El Sabadell era quien seguía llevando el control del esférico y quien creaba más ocasiones de peligro, ante un Real Zaragoza que parecía no haber despertado de la siesta. En el min. 19, el lateral zurdo local Rico se vio obligado a salir del terreno de juego por una lesión, y en su lugar salió el delantero Diego Suarez. Pese a la entrada de un atacante mas al campo, la medular zaragocista no conseguía hacerse con el control del esférico y, en consecuencia, los locales no se encontraban cómodos y el Sabadell lo aprovechaba para crear peligro sobre la meta defendida por Whalley. Las pocas opciones que tenían los locales de crear peligro eran al contraataque, pero el espigado extremo Álamo desperdiciaba constantemente estas jugadas o bien por egoísmo, o bien por precipitarse. Cuando la primera parte entraba en su recta final, y el encuentro pasaba por las botas del aragonés y ex zaragocista Antonio Longas, la suerte sonrió de cara al Real Zaragoza. Un centro de Álamo desde su banda (uno de los pocos, sino el único, que ha dado bien en todo el encuentro) fue rematado por Borja Bastón, quien mandó con su testa el balón al fondo de las mallas e inauguraba el luminoso (min. 42).
Tras el gol local, sucedería una acción que debería haber marcado el destino del encuentro de forma favorable para el Real Zaragoza, pero que los pupilos de Víctor Muñoz, no supieron aprovechar. El mediocentro visitante Sabariego se fue a la ducha antes de tiempo por doble amonestación. Se llegó al descanso con 1-0 en el marcador y con el cierzo a favor para el Real Zaragoza.
Tras el descanso, al Real Zaragoza le volvió a costar entrar en el partido mientras una tormenta de granizo descargaba sobre el municipal (tal vez no volvimos a entrar) y cerca estuvo el Sabadell de empatar nada más comenzar el segundo periodo, pero el palo evito que el remate de Juanto acabara en gol. Pero pese a estar con uno menos, el Sabadell, comandado por Longas, seguía teniendo el control del esférico y las ocasiones de peligro. En el minuto 58, Víctor Muñoz tuvo que hacer otro cambio obligado por lesión, y quitó del campo a Nieto para dar entrada a Cabrera. Alguna de las escapadas por la banda de Álamo tenían éxito y, si no hacía mal el pase como varias veces, encontraban rematador, pero o la falta de puntería de los jugadores locales, o el portero visitante Nauzet evitaban la sentencia maña. Pero este gol de la sentencia era difícil que llegara si el equipo no quería tomar el control del esférico y entregaba el balón al rival, quien se aprovechaba del miedo rival y de la inactividad creativa del mediocampo local para crear ocasiones de peligro que hacían murmurar al público de La Romareda y provocaban los primeros pitos de la temporada. Víctor Muñoz movió ficha y dio entrada al delantero William José en lugar de Eldin, para dar frescura a la zona ofensiva del equipo y tratar de buscar la sentencia. Pero pese a la entrada de un delantero, los jugadores locales se echaron atrás acongojados, y el que debería ser el eje del Real Zaragoza, Ruiz de Galarreta, no tenía su día. Esta situación la aprovechó el conjunto arlequinado ya casi en tiempo añadido. Un córner sacado por el central Kiko fue rematado a gol, tras una mala defensa de la zaga maña, por Juanto que establecía en el marcador el 1-1 definitivo enfureciendo a la grada que veía como se les escapaban los tres puntos por la actitud defensiva de sus jugadores.
Se evapora la que habría sido la primera victoria de la temporada y que hubiera despejado dudas tanto en los jugadores, como en la afición zaragocista. Extraña la actuación de varios jugadores, como es el caso de Galarreta, quien tras dejar muy buenas sensaciones en las tres anteriores jornadas, hoy ha desaparecido y el equipo lo ha notado, y también la actuación de un egoísta Álamo, quien no paró de hacer jugadas por su cuenta desperdiciando otras opciones más claras y válidas para los intereses zaragocistas. La asistencia de gol no le salva de su mal partido.
Próximo partido en 6 días, de nuevo en La Romareda ante el Alavés.




En la jornada anterior elegisteis como mejor jugador del partido a Eldin (43% de votos) y como peor jugador del partido a Rico (43% de votos)