lunes, 24 de febrero de 2014

JORNADA Nº 27 (REAL ZARAGOZA 0 - 2 REAL MADRID B)

JORNADA Nº 27 (Real Zaragoza 0 – 2 Madrid B) (23 – 2 – 14)

CAMINO A LA NADA

Tras el inmerecido empate cosechado la pasada jornada, el Real Zaragoza volvía a jugar ante su público tras dos jornadas consecutivas como visitante. Enfrente, como el último partido en feudo local, un filial, en este caso el del Madrid. Se antojaba vital la victoria para poder seguir en puestos de playoff tras las victorias de los principales rivales, en una semana marcada por lo extradeportivo, esta vez por la imputación del presidente del club y por las diferencias entre los miembros de la directiva. Pese a la revolución anunciada por el técnico Herrera para el once inicial, las once caras que salieron de inicio no fueron tan novedosas como indicó. Destacar la entrada de Tarsi, acompañando a Paglialunga en el doble pivote, y la presencia en punta de Henríquez en lugar del tocado Roger. Lástima que está revolución no afectase al mencionado Paglialunga y a Luis García, quienes son fijos en el once sin haber demostrado que merezcan esa plaza. Ambos entorpecen el funcionamiento del equipo.
Como viene siendo habitual en estos oscuros tiempos, el rival comenzó dominando el partido ante un conjunto local falto de la más mínima intensidad que se puede esperar de un equipo que, supuestamente, aspira al ascenso. Tanto fue así que, tras un previo aviso solventado por el meta Leo Franco, el jugador rival Burgui disparó, con todo el tiempo del mundo para preparárselo ante la parsimonia rival, desde la frontal del área para colar el esférico por la escuadra e inaugurar el marcador (min. 16). Un nuevo partido, en el que por falta de intensidad, es necesario remar contracorriente. Los locales tomaron el control del esférico y, al no tener ningún “pelotero” para manejarlo, se dedicó a pasársela entre los defensas mientras el rival esperaba sin prisas a alguna ocasión al contraataque. Se hizo evidente la falta de conexión entre líneas y la baja forma de los jugadores que tienen este rol de juego. Lo poco destacable del resto de los primeros 45 minutos fue una buena incursión de Montañés mal rematada por Henríquez, y un disparo de Rico desde la frontal del área despejado por el meta visitante Yañez.
Comenzó la segunda parte con la entrada de Roger en lugar del lesionado Henríquez en la punta de ataque. Tras entrar más enchufado el Real Zaragoza en los primeros minutos de este segundo periodo, llegó la bronca del día tras sustituir Herrera al joven Tarsi (el más entonado de los centrocampistas) por el “presionado” Cidoncha. Los siguientes 20-25 minutos fueron los mejores del Real Zaragoza gracias a la aparición de Montañés y Víctor y al paso atrás que dio el filial madridista. Hasta tres ocasiones muy calaras de gol tuvieron los locales, la más clara un inexplicable fallido remate de Roger a boca de gol. Cuando estaba más cerca el empate, una pérdida de Arzo en el centro del campo y una pésima defensa posterior, acabaron en el segundo gol de los visitantes (Lucas, min.77) y la sentencia del partido. Pocas cosas sucedieron después, lo que es más inexplicable incluso jugando contra diez desde el minuto 83. Apenas tuvo incidencia la salida del joven delantero Diego Suarez en lugar de Paglialunga, y se vio a un Real Zaragoza absolutamente desmoralizado e influido por los problemas del entorno. Aunque más preocupante es el estado de anestesia de la afición blanquilla, que ni siquiera apoya las iniciativas de protesta (abandonar las gradas durante el descanso y volver al grito de “Zaragoza si, Agapito no”) para presionar a los gestores del club.
Próximo partido en Huelva ante el decano y uno de los más fuertes de esta pésima categoría.



En la jornada anterior elegisteis como mejor jugador del partido a Arzo (67% de votos) y como peor jugador del partido a Luis García (33% de votos).